Hoy hablaremos de algo super importante, aprender a distinguir el hambre bucal del hambre estomacal. Si aprendes a hacerlo de manera inteligente, podrás solucionar el conflicto del apego emocional a la comida. La bulimia, la anorexia nerviosa (miedo a engordar todo el tiempo), el picoteo compulsivo, son conflictos emocionales que vinculamos con las comidas.

Los alimentos son fuente de energía, vitalidad, salud y belleza, pero es comida, sólo comida. Ahora bien, cuando la utilizamos para desahogar nuestros sentimientos caemos en el error de comer compulsivamente y esto causa en poco tiempo los desequilibrios nutricionales que te llevan directo hacia el sobrepeso o la obesidad.

También te puede interesar leer: como evitar la obesidad

 

¿Qué es el hambre Bucal?

Este tipo de hambre es el que debemos aprender a identificar: el hambre bucal es la necesidad de llevarse algo de comida a la boca para intentar calmar o aliviar un estado de insatisfacción emocional.

El hambre bucal nos incita a comer alimentos “dulces o salados”, así que todo tiene un significado, hasta el tipo de alimentos que elegimos nos lleva directamente a conocer la emoción implicada.

Para que lo tengas claro te pongo dos ejemplos:

Si tu novio te dejó por otra, vas por la calle supertriste y ves a una pareja dándose un gran beso o abrazo, eso te incitará directamente a una pastelería, es decir a comer algo dulce.

Si nuestra vida es aburrida, monótona, sin ilusiones, no tenemos planes u objetivos que llevar a cabo para motivarnos vas a ir a por algo salado, porque nos falta motivación e interés.

¿Te quedo clara la diferencia? El aburrimiento nos lleva a comer alimentos salados y la soledad, la falta de afecto o cariño al azúcar.

 

¿Qué es el hambre Estomacal?

Es la necesidad natural fisiológica de nuestro organismo de alimentarse para obtener la energía que necesitas para vivir. Esta es la sensación de hambre normal que sientes después de tres o cuatro horas sin ingerir ningún alimento.

Sientes que el estómago se mueve (contrae), escuchas sonidos (quejas o lamentos) pidiéndote energía porque esta disminuyendo la cantidad de glucosa circulando en sangre y la obtiene a través de los alimentos.

La solución al problema

¡Todo tiene solución! No te desanimes… si ya has identificado con nuestros ejemplos que es lo que te motiva a comer debes saber que hay una salida para superarlo y yo te la enseñaré.

Cuando sientas la necesidad de comer “párate un momento” y piensa…..si es hambre bucal o estomacal.

Si han pasado mas de tres horas desde la última vez que ingeriste un alimento y sientes como te gruñe tu estómago es hambre estomacal. Si no ha pasado mas de una hora desde el último bocado de alimento que te llevaste a la boca, será hambre bucal. No te saltes bajo ningún concepto ninguna comida.

 

Si es hambre bucal sigue estos pasos:

Si estas triste identifica que te causa ese sentimiento, hablar con alguien y expresar lo que sientes te ayudará a desahogar tu ansiedad por el hambre bucal, también puedes llorar si eso te hace sentir mejor.

Si estas muy aburrido o desmotivado escribe un listado de todas las cosas que mas te gustan hacer y organiza en tu agenda cuando harás cada una de ellas, puede ser caminar, hacer zumba, ver a tus amigos, jugar cartas…lo importante es que te desvincules de ese sentimiento para dar paso a una acción positiva.

Si estas enfadado saca de tu cuerpo el enfado, sal a correr, grita, escribir lo que uno siente es una muy buena terapia de desahogo, luego al lado escribe que puedes hacer para cambiar ese sentimiento y plantea las acciones que vas a realizar con fechas de cumplimiento.

¡Busca ayuda! Si tienes sobrepeso busca un profesional para realizar una pérdida de peso, segura, adaptada, con objetivos concretos y claros!, esta es un a luz en el camino para salir del círculo vicioso.

Para combatir el hambre bucal lo mejor es tener a la mano siempre estos 5 alimentos para combatir la ansiedad. Sin duda alguna te ayudarán a pasar el remusguillo lo mas sano posible.

Espero que estos consejos te ayuden a dar buenos pasos hacia adelante. Nunca desconfíes del gran poder que existe dentro de ti mismo para cambiar hacia una vida mejor.

¡Comparte con nosotros si estos consejos te ayudan a combatir el hambre bucal! Déjanos tus comentarios.

Fuente: este post proviene de quiero tener un cuerpazo, donde puedes consultar el contenido original.

¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Related Articles

About author View all posts

comidaquesana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies