Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Es muy sutil, pero no dejes que nadie defina sobre ti o tu vida, ni tampoco «te sacrifiques» para obtener el amor o la aprobación.

 

Así como hay personas a nuestro alrededor que nos hacen sentir cómodas, en confianza y nos brindan amor, hay otras con quienes todo puede volverse muy denso o «pesado». Puede ser una pareja, un/a amigo/a, tu jefa/e, etc. Y lo más frecuente es que al conocerlo/a te genere empatía, admiración o una atracción indescriptible.

Pues bien; ésta suele ser una de las características de las personas con comportamientos manipuladores que ejercen el control: saben cómo seducir y, al mismo tiempo, tienen muy desarrollada su percepción, por lo cual pueden descubrir rápidamente algunos de tus puntos personales más ocultos o dolorosos.

Con el tiempo, algo de esta relación comienza a «hacer ruido» y por un momento, esa admiración o atracción inicial empieza a resquebrajarse. Surgen las dudas, el exceso de control, la sensación de avasallamiento, las incomodidades y la sensación de falta de control. Todo el poder parece que hubiera quedado del lado del otro.

¿CUÁLES SON LAS SEÑALES DE QUE ALGUIEN YA ESTÁ MANEJANDO TU VIDA MÁS QUE TÚ MISMO/A?

1. Culpa
Sentirse culpable por lo que sientes/haces/piensas es la primer señal que deberías advertir. Cuando esto sucede puedes llegar a asumir la responsabilidad de cosas que no te corresponden; y ver que tu poder de decisión se reduce.

2. Lo que piensa sobre ti es «lo que es»
Si crees que lo que dice sobre todo (incluso sobre ti mismo/a) es así, tal cual, ten cuidado. No hay nadie perfecto ni persona por más carismática o inteligente que sea que pueda decirte quién eres ni qué deberías hacer con tu vida.

Por eso si percibes que tu autoestima sube y baja según lo que esa persona opina o siente por ti, presta atención porque podría estar teniendo más control del que imaginas.

3. Dices/haces/sientes cosas que siempre consideraste contrarias a ti
Si alguien te está influyendo más de la cuenta es posible que empieces a cambiar sutilmente (o no) ciertas cosas de tu forma habitual de sentir, pensar y hacer. Si estos cambios no te generan bienestar, sino que te producen cierta incomodidad o «ruido», repiénsalos. ¿Es lo que tú crees que está bien, o es lo que otro/a te está diciendo que deberías hacer, sentir o pensar?

4. Tu peor versión de ti es la que más le agrada
Cuando estás dentro de una relación tóxica, de cualquier tipo, de a poco todo lo que eras va modificándose muy sutilmente de acuerdo a lo que va diciéndote el otro. Por eso es común que tu círculo te empiece a notar extraño/a; o que tú mismo/a en algún momento tengas la sensación de que algo va mal con tu vida.

5. «Te sacrificas» buscando la aceptación
La manipulación también tiene que ver con la inseguridad. Si crees que buscas todo el tiempo agradar o ser aceptado/a por la otra persona, más allá de lo que tú mismo/a creas o necesites, ten cuidado.

Quien primero debe aceptarse y cuidarse eres tú, así que no dejes que nadie defina sobre ti o tu vida, ni tampoco «te sacrifiques» para obtener su amor o aprobación.

Si percibes que alguna de estas señales está presentes, no dudes en pedir ayuda a un profesional para que pueda guiarte en un proceso de sanación y de ruptura de ese vínculo.

Fuentes:

Rincón De Psicología

 

Related Articles

About author View all posts

comidaquesana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies