Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Colesterol, la sociedad está obsesionada por esta palabra. Tanto es así, que algunos dicen que tienen “colesterol” como si en sí mismo fuera malo. Esto ha creado una psicosis colectiva y mundial que la obsesión generalizada es bajar el colesterol a cualquier precio.

El colesterol no es un veneno o toxina mortal. Es una proteína grasa (Lipoproteína) que existe en todo nuestro organismo. Nos es necesaria para tener salud.

Guy Schencker y Roland Grisante, resumieron a la perfección la idea tan ridícula de creer que el colesterol es una sustancia dañina y que debe ser eliminada. Piensa por un momento en tantas funciones fisiologías vitales que este desempeña en nuestro cuerpo:

Tu cerebro está hecho de colesterol.
Tus nervios están hechos de colesterol.
Tu cuerpo lo utiliza para fabricar hormonas sexuales y suprarrenales.
La leche materna proporción más del 50% de sus calorías en forma de grasa mayormente saturada. ¡Proporciona más colesterol que ningún otro alimento!
Sin el, tu cuerpo no podría absorber vitaminas liposolubles como la vitamina A y la vitamina E.
Cada célula de tu cuerpo está rodeada por una membrana que lo contiene y sin ella, ninguna célula de tu cuerpo podría funcionar.
El colesterol es tan importante que tu hígado produce diariamente 2000 mg.
En el año 2001, nueve “expertos” se reunieron para cambiar los marcadores del colesterol.

El Hígado y el Colesterol
El hígado es el órgano que regula el colesterol. Si este funciona mal o acumula grasa, puede hacer que los niveles varíen. Una de las hormonas que fabrica el hígado son los corticoesteroides que actúan como antiinflamatorios naturales. Cuando se toman estatinas y se rebaja el nivel del colesterol por debajo de lo normal, se termina sufriendo de diversos dolores y entonces hay que añadir un segundo fármaco para hacer frente al efecto secundario del primero.

Qué Ocurre Cuando se Baja Demasiado el Colesterol
El cerebro tiene la mayor concentración de colesterol del organismo. Si baja por debajo de su nivel normal, comienzan a aparecer problemas neurológicos. Se han relacionado los bajos niveles de colesterol con depresión, ansiedad, bipolaridad, suicidio, Párkinson y cáncer.

La inflamación lo aumenta ya que cuando ocurre se inflaman las arterias también y el cuerpo usa el colesterol para “repararlas”. Cuanto más daño arterial, más necesidad de colesterol. Pero este último no es el problema en sí mismo, sino que es un “reparador” de arterias defectuosas. Es cierto que se forma una placa, pero no por culpa de este.

Cómo se nos ha Creado esta Psicosis
Años atrás se consideraba que tener un colesterol total de 300 mg/dL era normal. En los años 2001 y 2004 un panel de “expertos” decidió que los niveles normales había que rebajarlos y se pasó de 300 a 250, y más tarde a 200. Previamente se había hecho una campaña para desprestigiar al colesterol. Durante esos años se comenzó a entrenar a los médicos para hacerles creer que la gente tenía que tener un nivel inferior de lo anteriormente establecido. Y a partir de esa mentira médica surgieron otras tres que se hicieron creer millones. Se les dijo que:

1.Tenían el colesterol elevado.

2.Que corrían un riesgo.

3.Que necesitaban usar estatinas.

Desde aquellos años hasta hoy se han acumulado tantas evidencias para dejar de demonizar el colesterol, que un grupo de científicos, médicos y escritores han formado una plataforma para desmitificarlo. Puedes consultar su web (en inglés) aquí

Qué Hacer si Hay Demasiado Colesterol
1-Elimina el azúcar refinado en todas sus formas ya que se convierte en colesterol. Cuando a unas focas se les dio de comer azúcar y harina, todas lo desarrollaron. (“Azúcar, Azúcar”, M.O.Bruker. Editorial Integral)

2-Sustituye las harinas refinadas por integrales.

3-Bebe mínimo dos litros de líquido al día.

4-Reduce, y mejor elimina, los alimentos de origen animal, empezando en primer lugar por las carnes.

5-En el caso de que tu colesterol realmente esté elevado, puedes usar Omega 3 no oxidado y sin mercurio, o levadura roja de arroz para ayudar a bajarlo. En el primer caso es muy importante saber que la mayoría de los Omega3 que se venden están oxidados y además contaminados. Extraer el aceite omega de los pescados de tal forma que no se oxide es más caro, y si además se hace pasar el aceite por otro proceso para eliminar el mercurio lo encarece aún más. Pero no recomendaría a nadie usar otro Omega3 que no se haya tratado de esa forma. Los demás pueden los beneficios propios del aceite, pero los perjuicios son tales que es mejor NO usarlos.

Related Articles

About author View all posts

comidaquesana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies