Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

A la India, uno de los centros históricos espirituales por excelencia que existen en el mundo, muchos viajantes llegan en la búsqueda de respuestas personales muy profundas. Allí enseñan 4 leyes espirituales que deberías conocer.

Así como somos seres biológicos y sociales, también somos seres espirituales. Cada uno de nosotros desarrolla distintas maneras de conectarse con su lado espiritual. Para algunos, tiene que ver con la religión; pero para otros simplemente esto está relacionado con sentirse parte de un todo que nos contiene y, al mismo tiempo, nos excede en mucho más de lo que podemos ver.

A la India, uno de los centros históricos espirituales por excelencia que existen en el mundo, muchos viajantes llegan en la búsqueda de respuestas personales muy profundas.

Allí se enseñan y se difunden 4 leyes de la espiritualidad que, viajes o no hasta allí, deberías conocer.

 

Regla 1: “La persona que llega es la correcta”
Esto quiere decir que las casualidades no existen. Las personas con las que nos cruzamos o relacionamos, aún aquellas con las que no nos llevamos bien, son maestros que vienen a enseñarnos algo, aunque más no sea mostrarnos (cómo un espejo) algo de nosotros mismos que no queremos ver.

 

Regla 2: “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”
Cuántas veces nos lamentamos pensando lo que hubiéramos hecho, dicho o sentido si tal o cual cosa. Pero por algo sucede todo de esta manera y no de otra.

Lo que pasó fue lo que pudo haber pasado, y no podemos cambiar el pasado.

Lo que sucede, aún si lo vemos como negativo, es perfecto, y siempre traerá consigo un aprendizaje para nuestra evolución.

 

Regla 3: “Cualquier momento es el correcto”
La ansiedad o la culpa a veces hace que pensemos que las cosas pasan demasiado tarde o demasiado temprano. Pero, en verdad, pasan en el momento justo en que estamos preparados para que algo nuevo realmente suceda.

 

Regla 4: “Cuando algo termina, termina”
Es muy común que el apego a veces no nos deje ver que las cosas que se terminan (relaciones, trabajos, amistades, etc) son finales de ciclos y eso nos conduce a nuestra propia evolución.

Por eso es mejor siempre soltar y seguir adelante, ayudados por esa experiencia ganada.

Infobae / La Bioguia

Related Articles

About author View all posts

comidaquesana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies