Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

En esta clasificación establecida por el Instituto de Evaluación y Métrica de Salud, de la Universidad de Washington, y publicada en la revista The Lancet, España escalaría del 4º puesto que ocupaba en 2016 al primero en 2040, pasando de una esperanza de vida de 82,9 a 85,8 años, de confirmarse “las tendencias actuales de salud”.

Si se cumple esta estimación, España volvería a ser líder mundial en esperanza de vida, arrebatando el podio a Japón, y tras haber caído al cuarto puesto mundial en 2016.

El estudio baraja con todo varios escenarios: el mejor de ellos prevé en 2040 un incremento de hasta 4,5 años en la esperanza de vida respecto a los 82,9 años registrados en 2016 y, en el peor de los escenarios ese incremento sería de 0,8 años.

Para el conjunto de los 195 países analizados el estudio plantea también varios escenarios: en el mejor de ellos todos los países incrementarían su esperanza de vida con alzas que en el caso de China podrían llegar por ejemplo a los 5,6 años, y que en el peor de los casos contemplarían incluso caídas de la esperanza de vida para la mitad de los países.

not for profit

Concretamente, en el peor escenario posible 87 países experimentarían una caída de la esperanza de vida y otros 57 sólo la verían crecer alrededor de un año. En el mejor de los casos posibles, 158 posibles ganarían al menos cinco años en esperanza de vida y otros 46 hasta 10 años o más.

Kyle Foreman, director de Data Science en el Instituto de Métrica y Evaluación para la Salud de la Universidad de Washington y autor del estudio, explica con rotundidad que dependerá de lo bien o mal que respondan los sistema sanitarios y dirijan sus actuaciones los determinantes clave de la salud, que, por orden de importancia como causantes de mortalidad prematura, serían según el propio estudio la presión sanguínea, el índice de masa corporal, el azúcar en sangre, el consumo de tabaco, el consumo de alcohol y la polución.

La investigación predice un importante incremento de las muertes por enfermedades no trasmisibles, EPOC, enfermedad renal crónica, cáncer de pulmón, así como empeoramiento de la salud ligado a la obesidad.

En el caso español, en 2016 las diez principales causas de muerte prematura fueron enfermedad isquémica del corazón, Alzheimer, cáncer de pulmón, infarto, EPOC, cáncer de colon y recto, cáncer de pecho, suicidio, otras enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias del tracto inferior.

En 2040, por el contrario, el Alzheimer liderará las causas de muerte prematura en España, seguido de enfermedad isquémica del corazón, cáncer de pulmón, EPOC, cáncer de colon, infarto, enfermedad renal crónica, otras enfermedades cardiovasculares, cáncer pancreático y diabetes.

Related Articles

About author View all posts

comidaquesana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies