Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Seguro te ha ocurrido más de alguna vez en el último tiempo y parece haberse convertido en ‘epidemia global’ según la Organización Mundial de la Salud. Pero, ¿porqué sucede?

¿Te ha pasado últimamente que te tirita un párpado? ¿Sabías que este fenómeno tiene nombre? Si, se trata de las mioquimias o aleteos palpebrales, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo califica hoy como ‘epidemia global’.

De seguro te ha ocurrido más de alguna vez. Sientes ese movimiento involuntario que, si bien es pequeño, puede resultar muy molesto. Y de repente, desaparece. La buena noticia es que en la mayoría de los casos se trata de algo benigno.

Los expertos señalan que se trata de contracciones involuntarias de un músculo del párpado llamado orbicular, y si bien podría afectar a ambos ojos, suele centrarse solo en uno de ellos.

Pero, ¿qué provoca estos espasmos? Casi en su totalidad es un síntoma de estrés, de ahí que la OMS lo califique como epidemia global. Suelen aparecer en momentos de ansiedad, tensión, cansancio y falta de sueño.

El músculo ocular es muy activo y, por ende, muy sensible al agotamiento o estrés, por lo tanto es un efecto de fatiga muscular

Parpadeamos en promedio unas 10 veces por minutos y, si consideramos que dormimos ocho horas diarias, serían 9.600 veces por día. Si hay estrés, se descansa poco, estamos con los ojos abiertos y, por lo tanto, es normal que el ojo sufra de estos espasmos.

¿CUÁNDO HAY QUE PREOCUPARSE?
Si dura un par de días, no hay problema. Pero si se prolonga por semanas y ocurre aún cuando duermes, es mejor ir al médico, ya que en la noche el músculo debería estar relajado.

El tratamiento que recomiendan casi todos los expertos pasa por descansar adecuadamente, evitar las tensiones y el estrés así como los estimulantes o la cafeína, y favorecer el descanso ocular: alejarse de las pantallas, ya sea de ordenadores, móviles o televisiones, o al menos hacer descansos cada hora; evitar la sequedad ocular, aparcar las lentillas en favor de las gafas y usar luz indirecta.

Related Articles

About author View all posts

comidaquesana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies