Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Una ex adolescente adicta al bronceado ahora a los 40 años y tras haber pasado por más de 86 cirugías por el cáncer de piel comparte su experiencia para aumentar la conciencia

Cuando era adolescente, Lisa Pace tenía piel pálida y pecas. Pero a medida que crecía, se volvió “adicta” al bronceado. Primero comenzó a broncearse en la escuela secundaria en la cama solar privada de su amiga.

“Empecé a broncearme todos los días, o día por medio. Era adictivo. La gente decía: ‘Te ves tan bien, te ves morena’, y eso me animó”. Dijo Lisa.

Pero cualquier exceso puede ser peligroso, y lo mismo sucedió con Lisa, ya que le diagnosticaron su primera ronda de melanoma cuando tenía solo 23 años.

Según la Skin Cancer Foundation, el melanoma es “la forma más peligrosa de cáncer de piel”.
“El uso de una cama solar antes de la edad de 35 años aumenta su riesgo de desarrollar melanoma en casi un 60 por ciento, según la Academia Estadounidense de Dermatología. Ese riesgo aumenta cada vez que se usa una cama solar.

Lisa pasó la mayor parte de su tiempo en camas solares solo porque amaba el color bronceado de su piel. Pero ella no estaba al tanto de los peligros para la salud asociados con el bronceado.
Cuando le diagnosticaron cáncer de piel en el año 2000, inicialmente canceló su diagnóstico de melanoma.

“Lo postergué por semanas. Me llamaron y, finalmente, dijeron: ‘Debes entrar aquí’”, dijo.
Captura de pantalla de YouTube
Se recuperó, pero poco después de recuperarse, estaba de vuelta en el salón de bronceado. Debido a esto, a Lisa se le quitó otro melanoma de la cara.
“Fue devastador. Todo este tiempo me había preocupado por cómo me veía, y ahora tengo una enorme cicatriz en la cara”, dijo Lisa.

Fue entonces cuando se dio cuenta de los efectos peligrosos del bronceado. Ella decidió dejar el bronceado, pero desafortunadamente ya era demasiado tarde. Ella tuvo que pasar por 50 cirugías debido al cáncer de piel para cuando tenía 30 años.

“En este punto, comencé a detectar los puntos de melanoma yo misma… Estaban en mis brazos, piernas, espalda, pecho, cara y mi nariz “, explicó Lisa.
Hasta el momento ha tenido 86 cirugías, y lamenta totalmente su decisión de broncearse tanto. Le ha empeorado la vida y dice que ella es totalmente responsable de ello. Ahora, ella hace que todos sean conscientes de los efectos peligrosos del bronceado a través de sus publicaciones en las redes sociales.
“Si pudiera volver y hablar con mi yo de 17 años, le diría que el cáncer de piel es evitable. (Yo diría) No te metas en la cama solar. Usa protector solar. Usa ropa protectora. La gente te va a querer por lo que eres en el interior, no en el exterior”. Lisa compartió una vez.

Related Articles

About author View all posts

comidaquesana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies