Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El ajo, se utiliza para aliviar toda una clase de problemas de salud. Su uso fue bien documentado por todas las grandes civilizaciones, entre las que se incluyen los egipcios, los babilonios, los griegos, los romanos y los chinos. La mayoría de los efectos que aporta a la salud se deben a uno de los compuestos de azufre que se forma cuando se pica, machaca o se mastica un diente de ajo. Este compuesto es conocido como alicina y es el responsable del distintivo olor del ajo.

Estos son los principales efectos en tratamientos con ajo:

1- Hipolipemiante Disminuye el nivel de colesterol LDL en la sangre ( colesterol dañino ), y tiene un efecto cardioprotector; y no afecta a los niveles de triglicéridos cardiosaludables y necesarios para el cuerpo. De esta manera el ajo contribuye en la prevención de enfermedades coronarias y accidentes vasculares cerebrales.

2- Vasodilatador periférico: Este efecto causa un aumento del calibre de los vasos y se produce por una reducción de agentes vasopresores.

3- Antihipertensivo : Este efecto es causado por el efecto vasodilatador. En dosis elevadas, el ajo provoca un descenso de la tensión arterial, tanto de la máxima como la mínima.

4- Anticoagulante plaquetario: Impide la tendencia excesiva de las plaquetas sanguíneas a agruparse formando coágulos, y también actúa como fibrinolítico (deshace la fibrina que es la proteína que forma los coágulos sanguíneos). De esta manera se consigue aumentar la fluidez en la sangre y hace que sea recomendable a todas aquellas personas que han sufrido embolias, trombosis…

5- Hipoglucemiante : El ajo normaliza el nivel de glucosa en sangre y por lo tanto, es bueno que lo utilicen los diabéticos y los obesos.

6- Antibiótico y antiséptico general: El ajo tiene también una acción antibiótica contra varios microorganismos ( Escherichia coli , Salmonella typhi , estafilococos y estreptococos, varios hongos, algunos virus …). El poder bactericida del ajo en el conducto intestinal es selectivo, por lo que a diferencia de los antibióticos sintéticos, regula la flora intestinal y no la destruye, ya que sólo actúa sobre las bacterias patógenas.

7- Estimulante de las defensas: El ajo aumenta la actividad de las células defensivas del organismo, linfocitos y macrófagos, y por lo tanto estimula la respuesta inmunológica y ayuda al sistema inmunitario del organismo a resistir las infecciones.

8- Anticancerígeno: Hay estudios, que habrían demostrado que el ajo bloquea la formación de ciertos agentes cancerígenos, denominados nitrosamina , que pueden producirse durante la digestión de determinados alimentos. El alliïcina, uno de sus principios activos, impediría la proliferación de la bacteria Helicobacter pylori, relacionado con las úlceras de estómago, que pueden favorecer el desarrollo de cáncer de estómago.

Related Articles

About author View all posts

comidaquesana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies