Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Reconozco que cada vez estoy más viciada a los cheesecakes, creo que me gustan de todas formas y maneras excepto cuando es un mazacote que no hay quien lo trague, y la lástima que da que haya sitios que tengan la vergüenza de servirlo así.

Con este pastel tuve varios problemas, al realizar la receta ya vi que no iba a salir, otra cosa que hablando de vergüenzas tampoco entiendo, ¿cómo puede haber gente que publique en blogs (o incluso en libros de conocidos chefs de renombre) recetas que no salen? ¿os ha pasado alguna vez?

Por suerte, me dí cuenta bastante pronto y sobre la marcha fui haciendo rectificaciones y al final la receta que os traigo y considero definitiva es esta (casi toda modificada por mi jejeje), la cuál os aseguro que esta muy rica y encima es un pastel muy fácil de hacer ya que no requiere horno, sólo dejar enfriar en nevera.

Últimamente me estoy quedando muy sorprendida de lo versátiles que son los aguacates, tanto sirven para recetas dulces como para recetas saladas y no se si deciros que aunque yo no soy muy de dulces, casi que me gusta más cuando los utilizo en este tipo de recetas.

En este caso la textura cremosa del aguacate casa a la perfección con el queso crema, haciendo de este cheesecake un postre que se deshace en la boca y es puro placer.

Vayamos con la receta 🙂

Ingredientes para un pastel con aro de 22 cm (16 personas):
600 g de queso crema
400 ml de crema de leche, para mezclar con el aguacate
300 ml de crema de leche, para fundir la gelatina
2 aguacates, cortados en trozos grandes
El zumo de 4 limas
La ralladura de 4 limas
225 g de azúcar moreno
12 hojas de gelatina (podeis usar agar agar como opcion vegan)
170 g de galletas maria, trituradas
200 g de mantequilla derretida (si quieres vegan adelante)
1 lima y nata montada para adornar (lo mismo…si quieres vegan …)

Sacar la ralladura a las 4 limas y reservar. Exprimirlas y también reservar el zumo aparte.

Poner las galletas maria junto a la mantequilla en un bol y mezclar con ayuda de una espátula. Repartir la mezcla en la base de un molde de 22 cm (yo le puse papel sulfurizado a la base para desmoldarlo mejor). Apretar hasta hacer una base lisa y con la misma altura en toda la superficie. Congelar por 10 minutos.

Poner la gelatina en remojo en agua con hielo 10 minutos.

Calentar los 300 ml de crema de leche y cuando empiece a humear sacar del fuego, agregar la gelatina y remover bien para que se disuelva. Colar en un bol y reservar.

En una trituradora poner el aguacate, los 400 ml de crema de leche, el azúcar, el queso, la ralladura y el zumo de las limas, triturar hasta tener una mezcla homogénea. Agregar la crema de leche con la gelatina y volver a triturar hasta que esté bien integrado.

Repartir esta mezcla encima de la base de galleta. Con ayuda de una espátula alisar la superficie. Reservar en la nevera toda la noche.

Desmoldar (si os cuesta mucho podéis pasar un soplete por los bordes del molde).

Servir adornado con ralladura de lima, rodajas de lima y nata montada.

Related Articles

About author View all posts

comidaquesana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies