Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Se me derrite el corazón con la idea de otro bebé, pero algo me dice que estoy completamente loca ¿Quién ganará esta puja?

La idea ronda mi cabeza una y otra vez. ¿Será que realmente quiero otro bebé? Al parecer, la naturaleza es sabia y guarda bien escondidos en nuestra memoria aquellos hechos que nos hicieron jurar que no tendríamos más hijos.

La razón y el corazón no se ponen de acuerdo. Desde que tuve a mi segundo hijo dije que ya no quería tener más niños. En verdad, con mi esposo siempre fantaseamos con la idea de tener tres. Pero luego de experimentar las responsabilidades parentales, decidimos que con dos sería suficiente.

Pero… ¡Son tan lindos!
Siempre digo que nací para ser mamá. Fue mi mayor anhelo y hoy es mi sueño cumplido. Tuve dos embarazos maravillosos, sin náuseas, sin vómitos, sin mareos. Solo una barriga que crecía, y una balanza que no paraba de sumar kilos, al ritmo de mi felicidad.

Disfruto la maternidad al máximo. Amo estar con mis hijos todo el tiempo que puedo. Me complace mucho la salida con ellos y estos últimos años han sido los mejores de mi vida. Puedo decir que ser mamá es mi verdadera vocación y lo que más me gusta hacer en la vida.

Tuve la dicha de amamantar a ambos por mucho tiempo y tuve la bendición de poder criarlos sin necesidad de contratar niñeras ni guarderías. Sí, fue duro un tiempo mientras tuve a ambos en pañales, pero lo más difícil ya pasó. Y acá estoy yo, de nuevo, con esa fantasía de tener un tercer hijo.
Si antes dije ¡no, no y no! ¿Qué cambió ahora?
No lo sé. La razón propone, pero el corazón dispone. De repente, vuelvo a fantasear con la idea de tener tres hijos en torno a la mesa familiar; algo que soñé siempre. Encuentro gratificante la idea de tener otro bebé en casa, más ahora que mis dos hijos están grandes y se vuelven locos de amor con la idea.

Siempre quise tres, pero lo cierto es que el miedo acecha a veces. Miedo a no poder brindarles a todos un cuidado acorde a mis deseos, miedo a perder la libertad que estoy obteniendo ahora que mis hijos están escolarizados, miedo a perder esa reconexión tan especial que volvimos a tener con mi marido.

Y el mayor temor hoy, y el que más me preocupa, es no poder cubrir sus necesidades materiales. Gastos de ropa, escuela, cuotas de club, dinero para salidas, cine, comidas afuera; todo es gasto y pensarlo por tres simplemente me asusta.

Y sí. Si pienso en todo eso, me echo atrás. Pero bueno, el deseo está, y nada hay que hacer con ello, pues ahí está bien instalado en mi corazón. Será una dura puja entre la razón y los sentimientos.

Los pro y los contra
Conversando con madres de tres hijos, muchas me han dicho que es una idea completamente loca tener más de dos niños en este país donde la economía viene en picada, sin contar la pérdida de libertad que para una madre ello supone.
Otras “madres múltiples” me han dicho que sí, que es hermoso tener tres hijos o más, y que solo es difícil al principio. ¿A quién creerle entonces?

A modo de ayuda, para mí, (y para ti que has entrado a leer este artículo porque debes estar igual de indecisa que yo), elaboré una lista con las razones por las que tener un tercer hijo puede ser una buena o pésima idea. Tal vez, después de leerla, podamos decidirnos por el sí o por el no.

Razones por las que deberías tener un tercer hijo
Si tus otros hijos son más grandecitos, pueden colaborar.

Adoras a los bebés y tienes un imán con los niños.

Las cenas familiares se hacen más divertidas y ruidosas.

Tus hijos te piden un hermanito y no quieres contrariarlos.

Tienes una paciencia infinita y estás a punto de recibir el premio Nobel de la Paz.

En otra vida te hubiera gustado ser maestra de kinder.

Sabes fabricar hijos dóciles y perfectos, de esos que te dan ganas de tener media docena.

Tienes la fortuna suficiente para no trabajar el resto de tu vida y dedicarte a criar a tus hijos.

El desorden no te molesta.

Donde entran dos, entran tres.

Tu abuela tuvo cinco hijos y pudo con todos.

Haces oídos sordos a las advertencias de los demás, pues ¡estás escuchando tu corazón!

Razones por las que no deberías tener un tercer hijo
Estás todo el día fuera de casa ¿Dónde vas a conseguir a alguien que cuide tres a la vez?

La mayoría de los automóviles no tienen lugar para tres sillas infantiles

La mayoría de las promociones familiares son para 4 personas

La lógica te está diciendo que no

No tienes mucha paciencia con los niños

Nunca soñaste con tener muchos hijos

Solo deseas seguir el deseo de tu pareja, pero tú en verdad no quieres más hijos

Apenas has logrado salir a flote con tu carrera y tu trabajo

No tienes familiares en quienes apoyarte

No estás 100% segura de querer otro hijo, solo te da “curiosidad”
Los hijos siempre son una bendición
Cada familia sabe si un tercer hijo viene a complicar la dinámica familiar o a armonizarla. Es válido escuchar las experiencias de otras familias y analizar sus opiniones, pero también es necesario tomar una decisión tan importante como esta, poniendo todos los sentidos al servicio de la responsabilidad.
Sí, ese tercer bebé me sigue dando vueltas en la cabeza -y en el corazón.- Y no sé aún quién ganará la pulseada.Tampoco es una decisón que vaya a tomarla alocadamente. Mientras tanto, es algo que seguiremos conversando con mi esposo -y con mi almohada-.

Un hijo siempre es una bendición, y si la pareja está sólida, siempre vendrá a fortalecer la familia a pesar de cualquier adversidad que se interponga.

Y tú, ¿me recomiendas tener un tercer bebé? Cuéntame tu experiencia.

Toma un momento para compartir …

Nota: Si alguno de las entradas publicadas, fotografías , tomados de Internet, tuviesen un uso limitado, rogamos a sus dueños que nos lo hagan saber y, si es su deseo, serán retirados inmediatamente. Respetamos su derecho y pedimos perdón anticipado. Compartir es nuestro objetivo. Eso sí, recomendamos indicar su autor u origen. Todo el lo que se publica en este blog tiene como único fin el de compartir conocimiento, ayudar a la gente, y sobretodo informar de asuntos que para mí son muy importantes. Si algún autor o representante legal considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos nos lo comunique con el fin de proceder a su retirada.

Related Articles

About author View all posts

comidaquesana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies