El Mito de la Proteina Completa

El Mito de la Proteina Completa

  • Categoría de la entrada:Salud

Cuántos entre nosotros -que seamos veganos, vegetarianos o no- hemos oído el concepto de “proteína completa”?

Seguro que muchos. Médicos, nutricionistas, profesionales de la salud alternativa nos aconsejan combinar alimentos de elevado porcentaje proteico, con otros ricos en hidratos, para así obtener todos los aminoácidos esenciales.

La teoría en la que se basan estas recomendaciones es que debemos obtener todos los aminoácidos esenciales en una misma comida, para que nuestro organismo pueda construir las proteína que necesitamos.Recordemos que la proteína que recibimos de los alimentos no es utilizada directamente, en la forma en la que la obtenemos, sino que es “despedazada” para luego ser “re-asemblada”.Las proteínas son cadenas de aminoácidos de una longitud, secuencia y composición específicas. Esa longitud, secuencia y composición es lo que convierte un puñado de aminoácidos en una proteína en concreto, con una función concreta. Cualquier cambio en la longitud, en la secuencia y en la composición, resultará en la creación de una proteína distinta, sólo en el organismo humano hay unas 100.000 proteínas diferentes, cada una cumpliendo con su función determinada. En la naturaleza hay un sinfín, millones de cadenitas de aminoácidos con funciones de lo más variado. Es como la música, con 7 notas se puede componer un número infinito de melodías, unas más cortas, otras mas largas, otras simplemente cambiando una o dos notas… Las proteínas son una de las estructuras más adaptables de la Naturaleza y los aminoácidos, las partículas que dan origen a la vida, se han encontrado en los rincones más remotos del Universo, en las nebulosas e incluso en las cometas.

Cuando ingerimos proteínas, nuestro organismo -a través de diferentes procesos biológicos- “rompe” los enlaces químicos entre un aminoácido y otro separándoles, para poder volver a juntar los en cadenas de una longitud, secuencia y composición distinta, que formarán las proteínas que necesita nuestra especie. Es como un Lego, hay un pequeño número de ladrillos con formas diferentes, pero combinándolos de formas distintas se pueden construir una infinidad de estructuras.

Picture En principio, entre todos los aminoácidos que existen en la naturaleza, algunos los podemos producir nosotros directamente, mientras otros no. Estos últimos, los que nuestro organismo no puede producir, son llamados aminoácidos esenciales, que tendremos que obtener de nuestro alimento para poder construir las proteínas que necesitamos para vivir.En este punto ya deberíamos empezar a plantearnos varios temas.Primero, la ciencia todavía no ha llegado a un consenso acerca del NÚMERO de aminoácidos existentes! Algunos dicen que hay 20, otros 21, otros 22.

Segundo, si consideramos esta base en si incierta, no nos debería sorprender que la lista de aminoácidos esenciales varíe de publicación científica a publicación científica, fluctuando desde los 8 a los 11.

Picture
La realidad es que somos seres complejos y aunque nos gusten las listas y las tablas rígidas e inamovible, los números escrito en piedra y el negro sobre blanco, el tema de las proteínas y aminoácidos es eso, complejo, como suele ser todo lo que implica la Naturaleza, ese conjunto del todo interceptando con todo. En este momento se está descubriendo que determinados aminoácidos que se consideraban esenciales (o sea, que supuestamente no tenemos la capacidad de producir), son fabricados por nuestro organismo en determinadas circunstancias. Cada día, afortunadamente, nos alejamos del concepto de la genética para introducirnos más a fondo en la ciencia de la epigenética, o sea el comportamiento de los genes con relación al medio.Así que, visto lo visto, el concepto de “proteína completa”, se fundamenta en estas bases:

  1. No se ha determinado una lista definitiva de aminoácidos.
  2. No se conoce con certeza cuales, entre ellos, podemos producir y cuales no (esenciales) dado que dicha producción depende de condiciones propias de cada individuo.

Considerado esto, como se puede crear una teoria de “proteína completa”?

El orígen de esta teoría es muy curioso. El mito de la “proteína completa”, o más precisamente el de la “proteína INcompleta”, nace el 1971 con la publicación del libro de Frances Moore Lappé “Diet for a Small Planet” (“La Dieta Ecológica” en español).

Acerca de este tema, dejo aquí unas imperdibles palabras del Dr Jeff Novick, médico y, por casi una década, responsable de nutrición en el Centro Pritikin en Aventura(Florida) y vicepresidente de la junta directiva de la Asociación Nacional de Salud.

Disfrutad de la lectura, y recordad que las proteínas y los hidratos se digieren a través de dos procesos digestivos completamente diferentes y antagonistas. Mezclar alimentos ricos en hidratos con alimentos muy proteicos en la misma comida, no obtendrá la “proteína completa” sino que tendrá como consecuencia una digestión pesada, fermentación e incluso putrefacción del alimento en nuestro intestino. No queremos eso, no, no… Y definitivamente no nos hace falta.

Por último, me gustaría también mencionar que el único nutriente por el cual nuestro organismo no posee ningún mecanismo de captación activa, es justo la proteína. Para los demás nutrientes (hidratos, lípidos, minerales, oligoelementos, etc), nuestro organismo se esmera para captar todos los que puede… para las proteína no. La naturaleza es parca, no les hace falta gastar energía para captar un nutriente que recibe en abundancia. Porque la realidad es que, casi seguramente, ninguno de nosotros no solo jamás haya sufrido ni sufrirá en su vida de falta de proteína, sino que ni si quieras conoce a nadie que padezca esa carecia.

Picture

Frances Moore Lappé, autora de la teoría de la proteína completa, rectificó su posición acerca del tema. En la edición del 1981 de La Dieta Ecológica, escribió: “En 1971 hice hincapié en la complementariedad de las proteínas porque asumí que la única manera de obtener suficiente proteína era crear una proteína utilizable por el organismo similar a la proteína animal. Luchando contra el mito de que la carne es la única fuente de proteína de alta calidad, creé otro mito. Creía que para obtener suficiente proteína sin consumir productos de orígen animal, se necesitaba tener mucho cuidado en la elección de los alimentos. En realidad, es mucho más fácil de lo que pensaba. Con tres excepciones importantes, hay poco peligro de deficiencia de proteínas en una dieta basada en alimentos vegetales, con excepcion de dietas basadas exclusivamente en fruta, en tubérculos (patata, batata o mandioca), o en comida chatarra (harinas refinadas, azúcares y grasas). Afortunadamente, relativamente pocas personas en el mundo tratan de sobrevivir con dietas en las que estos alimentos son prácticamente la única fuente de calorías. En todas las demás dietas, si se reciben suficientes calorías, se obtendrá suficiente proteína”.

Recientemente, estaba describiendo la adecuatez de las dietas basadas en vegetalespara satisfacer las necesidades nutricionales humanas durante una clase de nutrición. Una mujer levantó la mano y dijo: “He leído que los alimentos vegetales no contienen todos los aminoácidos esenciales que necesitamos los humanos, y que para estar sanos debemos ya sea comer proteínas de origen animal o combinarciertos alimentos vegetales con el fin de garantizar la obtención de proteínas completas “.Este comentario me sorprendió un poco, ya que este es uno de los mitos más antiguos relacionados con el vegetarianismo, que fue además refutado hace mucho tiempo. Cuando se lo comenté, la mujer se identificó como médico residente y declaró que su libro de texto de fisiología humana incluía esta información, y queademás sus profesores hacían hincapié en ella.

Me quedé chocado. Si los mitos como este abundan no sólo en la población “de a pie” sino también en la comunidad médica, cómo puede nadie aprender a comer de forma saludable? Es importante corregir esta información falsa, ya que muchas personas tienen miedo de pasarse a una alimentación saludable vegana, por preocuparse de las “proteínas incompletas” de origen vegetal.Cómo surgió este mito de la “proteína incompleta”, y como ha llegado a ser tangeneralizado?

No es un Pequeño MalentendidoEl mito de la “proteína incompleta” fue inadvertidamente promovido y popularizado a través del libro La Dieta Ecológica, publicado en 1971 por Frances Moore Lappé. En él,la autora declaró que los alimentos vegetales son deficientes en algunos de los aminoácidos esenciales, por lo que con el fin de obtener todos los nutrientes necesarios para una dieta vegetariana saludable, se necesita comer una combinación de ciertos alimentos vegetales al mismo tiempo con el fin de obtener todos los aminoácidosesencial en las cantidades necesarias. Fue llamada la teoría de la”complementación de proteínas.”

Lappé seguramente no entendía provocar ningún daño, y su error fue algo comprensible: no es ni nutricionista ni médico, sino una socióloga que trató de acabar con el hambre mundial. Se dio cuenta de que, para convertir proteína vegetal en proteína animal, se genera una gran cantidad de residuos, y se dio cuenta de que si la gente comiera la proteína vegetal directamente, se podrían alimentar a muchasmás personas. En la edición del décimo aniversario de su libro en 1981, ella misma se retractó de su declaración y dijo básicamente que al intentar de poner fin al mito de la inevitabilidad del hambre en el mundo, había creado otro, el mito de la necesidad de la “complementación proteica. “ En lasediciones posteriores, Lappé rectifica su error y afirma claramente que todos los alimentos vegetales típicamente consumidos como fuentes de proteínas contienen todos los aminoácidos esenciales, y que los seres humanos obtienen suficiente proteína de fuentes vegetales si consumen suficientes calorías.Requerimientos de aminoácidos

De dónde viene el concepto de aminoácidos esenciales, y cómo se calculó el requisito mínimo de aminoácidos esenciales? En 1952, William Rose y sus colegasultimaron una investigación para determinar las necesidades humanas de cada uno de los ocho aminoácidos esenciales.

Establecieron que el requisito mínimo de aminoácidos es igual a la cantidad máxima requerida por cualquier sujeto que participó en su estudio. Luego, para llegar a los requisitos recomendados, simplemente duplican los requisitos mínimos. Esta cantidad recomendada fue considerada, desde entonces, el requerimiento estandard de aminoácidos esenciales.

Hoy en día, si se calcula la cantidad de cada aminoácido esencial proporcionada por alimentos vegetales no procesados y se comparan estos valores con los determinados por Rose, se sabe claramente que cualquier alimento vegetal natural ingerido como única fuente de calorías, solo o en combinación, proporcionará todos los aminoácidos esenciales. No sólo los requisitos mínimos,sino mucho más que los requisitos recomendados.Los investigadores modernos saben que es prácticamente imposible confeccionar una dieta basada exclusivamente en alimentos vegetales -naturales y no procesados-que aporte las suficientes calorías, que sea deficiente en cualquiera de los aminoácidos (la única posible excepción podría ser una dieta basada únicamente en fruta).Orgullo y Prejuicio

Lamentablemente, el mito de la “proteína incompleta” no parece dispuesto adesaparecer. En un artículo publicado en la revista médica Circulation en octubre del 2001, sobre los peligros de las dietas con elevado porcentaje de proteínas, el Comité de Nutrición de la American Heart Association escribió: “A pesar de que las proteínas vegetales constituyan una parte importante de la dieta humana, la mayoría son deficientes en uno o más aminoácidos esenciales y por lo tanto se consideran proteínas incompletas”. Oops!El doctor y escritor John McDougall escribió al editor señalando el error, pero en un impresionante ejemplo de ignorar la ciencia por conveniencia, en vez de reconocer su error la Doctora Barbara Howard, jefa del Comité de Nutrición, respondió a la carta del Dr McDougall declarando (sin una sola referencia científica ) que el comité estaba en lo correcto y que “la mayoría de los alimentos vegetales son deficientes en uno o más aminoácidos esenciales.” Claramente, el comité no quería ser distraído por los hechos.

Posiblemente no sorprenda este concepto erróneo en la comunidad médica, peroqué pasa con la comunidad vegetariana/vegana?

Detrás de los Tiempos

Lo creamos o no, en la edición de septiembre de 2002 el Vegetarian Times cometió el mismo error. En un artículo titulado “Aminoácidos Asombrosos”, la autora SusanBelsinger declaró incorrectamente que “proteínas incompletas, que contienen algunos pero no todos los aminoácidos esenciales, se pueden encontrar en legumbres, cereales, frutos secos y verduras de hoja verde, pero debido a que estos alimentos no contienen todos los

aminoácidos esenciales, los vegetarianos deberán consumir una combinación de alimentos de los diferentes grupos”.Un mito peligroso

Sugerir erróneamente que la gente necesita comer proteína animal para una nutrición apropiada fomenta el consumo de alimentos que se sabe que contribuyen a la incidencia de la enfermedad cardíaca, diabetes, obesidad, muchas formas de cáncer y otros problemas comunes de salud.

Fuente: http://healthy-life-coach-es.weebly.com/

¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.