5 Señales de Advertencia de que tu cuerpo está sufriendo una deficiencia de yodo y cómo combatirla

5 Señales de Advertencia de que tu cuerpo está sufriendo una deficiencia de yodo y cómo combatirla

  • Categoría de la entrada:Salud

El yodo es un mineral esencial no sintetizado por el cuerpo que es utilizado por la glándula tiroides para producir hormonas tiroideas que controlan el crecimiento y la reparación de las células dañadas y promueven un metabolismo saludable. La carencia de esta sustancia en el organismo acarrea problemas bastante evidentes por los síntomas que el cuerpo desarrolla. ¿Quieres saber cuáles son?

undefinedMiro Novak / Shutterstock.com

Según las estadísticas, alrededor del 72% de la población mundial padece carencia de yodo. Las personas más afectadas por esta deficiencia son en gran medida:

  • Mujeres embarazadas.
  • La gente en algunos países donde hay muy poco yodo en el suelo, como el sur de Asia, Nueva Zelanda y algunos países europeos.
  • Las personas que usan sal no yodada.
  • Vegetarianos o veganos.

Síntomas.

Aunque no seas uno de ellos, es posible que estés presentando una deficiencia de yodo por una mala alimentación. Aquí hay 10 signos y síntomas no deben pasarse por alto:

1. Fatiga y debilidad.

2. Pérdida de cabello.

Las hormonas tiroideas ayudan a controlar el crecimiento de los folículos pilosos. Estos últimos dejan de regenerarse si el nivel de estas hormonas es bajo. Esto puede llevar a la pérdida del cabello.

3. Piel seca y escamosa.

Algunos estudios han demostrado que hasta un 77% de las personas con niveles bajos de hormona tiroidea pueden sufrir de piel seca y escamosa. Las hormonas tiroideas ayudan a las células de la piel a regenerarse. Por lo tanto, si su tasa es baja, esta regeneración se debilita a su vez

4. Sensación anormal de frío

undefinedPressmaster / Shutterstock.com

La deficiencia de yodo también puede resultar en una sensación de frío. De hecho, algunos estudios han demostrado que más del 80% de las personas con niveles bajos de hormona tiroidea pueden sentirse más sensibles de lo normal a las temperaturas frías.

5. Problemas de aprendizaje y memoria.

La carencia de yodo puede afectar la capacidad de aprender y recordar. Estudios han demostrado que el hipocampo, la parte del cerebro que controla la memoria a largo plazo, parece ser más pequeño en personas con niveles bajos de hormonas tiroideas.

6. Hinchazón del cuello.

La hinchazón en la parte delantera del cuello es el síntoma más común de la deficiencia de yodo. Esto se denomina bocio (un aumento en el volumen, a menudo visible, de la glándula tiroides). Cuando el cuerpo carece de yodo, esta glándula no produce suficientes hormonas tiroideas. Y para compensar esta falta, duplicó sus esfuerzos para aumentar su producción, lo que causó un bocio.

7. Aumento de peso rápido e inexplicable.

Generalmente ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente yodo para producir hormonas tiroideas. Esto se debe a que estos últimos son responsables de la velocidad del metabolismo basal, el proceso por el cual el cuerpo convierte los alimentos en energía y calor. Si el nivel de estas hormonas es bajo, el cuerpo quema menos calorías y por lo tanto se almacenan como grasa.

undefined

¿Qué puedo hacer?

La principal fuente de yodo para nuestro organismo proviene de los alimentos. Si sientes alguno de estos síntomas, no debes alarmarte. Lo mejor que puede hacer es mejorar un poco tu alimentación e ingerir alguno de esos alimentos:

  • Papa horneada
  • Arándano
  • Ciruelas secas
  • Algas marinas

En definitiva, el yodo es un mineral esencial para nuestra tiroides. Si presentas problemas con ella, es muy probable que los niveles de este mineral no sean los adecuados. No dudes en consultar a tu médico para descartar otros escenarios.

Fuente: The heartysoul

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.